La tendencia fast fashion con su vieja fórmula de consumo comprar más, usar menos ha pasado de moda. Desechar más de sesenta millones de toneladas al año de ropa ya no es una opción para los amantes del buen gusto. Hoy, diseñadores de todo el mundo, están trabajando en crear prendas sostenibles para cuidar el planeta.

¡El verde está de moda!

 

Es el momento de ahondar en nuestros armarios y reconocer qué prendas y telas son altamente contaminantes. Aquí te contamos cuáles son los 6 imprescindibles que no pueden faltar en tu closet para que sea más ético y sostenible:

– El eco poliéster:

A pesar de que es la tela más contaminante de todas porque es un derivado del petróleo, cada vez son más las marcas de moda que ofrecen una alternativa eco-friendly para la fabricación de estas prendas. Actualmente podemos encontrar el poliéster obtenido directamente de las botellas de plástico recicladas.

 

– El lino:

Es una fibra natural y reciclable muy resistente. Si no se tiñe, su proceso de producción puede llegar a ser completamente biodegradable y es ideal para las épocas más calurosas del año por su sensación de frescor.

 

– El algodón orgánico:

Su producción convencional también requiere de un gran uso de productos químicos y de agua; sin embargo, ya hay colecciones sustentables que lo reciclan y contribuyen al medioambiente. Al ser uno de los materiales más básicos de nuestro armario es importante que siempre compremos prendas de color claro porque los tonos más oscuros emplean muchos colorantes nocivos.

 
– El bambú:

Es el material por excelencia que crece más rápido, utilizando cero pesticidas. Este recurso altamente sostenible se mantiene intacto a pesar de los lavados. Y además su propiedad antibacteriana evita que se le peguen los malos olores.

 

– El tencel:

Se obtiene directamente de la pulpa de la madera y su proceso productivo es totalmente eco-responsable. Es especialmente recomendable para las prendas deportivas porque absorbe muy bien la humedad.

 

– La fibra de soja:

Se ha convertido en uno de los cinco tejidos más populares del sector textil orgánico y es apta para todo tipo de pieles. Especialmente para aquellas que son hipersensibles debido a su gran permeabilidad.