Decisiones responsables durante el diseño

No importa tanto si queremos vender maquillaje, ropa o alimentos ecoresponsables como la manera en la que elegimos promocionarlo. Cada pequeña decisión cuenta y ten por seguro que el cliente la observará muy de cerca. El gesto tan aparentemente insignificante como escoger la tipografía que emplearemos en la publicidad de nuestro eslogan es clave para transmitir una imagen que no sea la de “somos responsables con el medioambiente solo de puertas para fuera”. ¿Has caído en la cuenta de la cantidad de tinta que se utiliza en la letra de cada documento impreso?

Sé transparente y conversa con tus clientes

Las primeras preguntas que se van a hacer tus potenciales consumidores para decantarse o no por tu marca son, ¿dónde se fabrican los productos? ¿en qué condiciones se encuentran los trabajadores de la empresa? y ¿qué materiales se utilizan para la producción?

Los nuevos clientes ya no buscan solo satisfacer sus necesidades sino participar del cambio al comprar un artículo. A la gente le gusta sentirse bien con lo que hace y si tu marca puede hacerlo, ¿por qué no utilizarlo como estrategia de márketing?

Piensa en una economía circular

“Una Europa que utilice eficazmente los recursos” es una de las siete iniciativas emblemáticas que forman parte de la estrategia Europa 2020 para reducir los desechos de materias primas. Por eso es importante que pienses bien cuál es el ciclo de vida del producto o servicio que estás ofreciendo para prever cuál será su futuro una vez que se acabe su vida útil. Si se trata por ejemplo de un producto digital, una buena iniciativa será reducir el peso para evitar consumir mucha energía.

Cuida todos los detalles de la presentación del producto

El packaging siempre es un ítem imprescindible en la estrategia de marca pero en este caso es la carta de presentación de nuestra empresa y lo que asegura que nuestro producto sea 100% sostenible. Si tras haber empleado ingredientes reciclables en la fabricación, presentamos el artículo en una caja de cartón o en un envoltorio de plástico no biodegradable todo nuestro esfuerzo será en vano.

Desarrolla nuevas formas de venta

Ya son muchas las marcas que están evitando costes medioambientales de sobreproducción vendiendo única y exclusivamente por internet a demanda de los consumidores. Fabricar bajo pedido no solo contribuirá a la reducción de desperdicios, sino que además hará que dejes de perder dinero.